El fundamento para entender que la voluntad de DIOS es buena, agradable y perfecta, es la confianza en Él. Entendiendo que el Creador sabe mejor cómo funciona lo creado. El SEÑOR es el Artista y los suyos son sus obras. Él decide qué pinceladas son necesarias para completar su obra. La voluntad de DIOS es completa. Él añade toques a su obra que para el creyente quizá no sean necesarios, no obstante de no hacerlo estarían incompletos.

La voluntad de DIOS es buena porque Él es bueno. En todo lo que Él prepara hay bondad. También su voluntad es agradable, siendo que Él conoce lo que realmente le agrada a los suyos. La voluntad de DIOS es segura, siendo que Él tiene pensamientos de bien y no de mal (Jeremías 29:11). Cuando uno permite que DIOS sea quien guie su vida, éste será sorprendido; pues recibirá mucho más de lo que imaginó (Isaías 55:8-9).

Al someterse a DIOS en los procesos que Él elija para perfeccionar su obra, se asegura pertenecer a algo glorioso. Sería como cuando una oruga sale de su capullo y se convierte en mariposa, como cuando un águila da su primer vuelo o como una flecha dando en el objetivo.

Si tú has aceptado a Jesús como tu Señor y Salvador, Él se encargará de hacer que su voluntad sea buena, agradable y perfecta en tu vida. No obstante que en ocasiones no entiendas lo que está pasando, pues Él sabe exactamente lo que hace para convertirte en una obra gloriosa.

Avanza confiado en la perfecta voluntad de DIOS y serás sorprendido.


Publicado originalmente en DevocionalDiario.com. Escrito por: Richy Esparza