Oh que regalo precioso, Cristo me dio
Llenó mi alma de gozo y me salvó
Por eso quiero decir que Él me amó
Y quiero testificar que me salvó