Conozco que todo lo puedes
Que mi pensamiento no lo puedo esconder,
Hablaba lo que no entendía
Y de oídas te había oído
Más ahora mis ojos te ven
Yo te preguntaré y Tú me enseñarás
Más ahora mis ojos te ven
Me rindo a tus pies
Y me arrepiento, Señor