Padre nuestro que estás en los cielos
Santificado sea tu nombre
Venga a tu reino sea tu voluntad
En los cielos como en la tierra
Danos hoy el pan de cada día
Y perdona nuestras deudas
No nos dejes caer en la tentación
Más líbranos de todo mal
//Porque tuyo, tuyo es el reino
Tuya toda la gloria tuyo, tuyo el poder
Por todos los siglos para siempre//
Amén