Así dice el Señor: marchad y no temáis
Porque no es vuestra la guerra, sino del Señor

No habrá para que peleéis porque nuestro Santo Dios
Por nosotros peleará pues la batalla es del Señor
//Glorificad al Señor
Su misericordia es para siempre//