//Cuando yo oro, alguien me toca//
Y ese alguien es el Señor
//Que alegría para mí
Que alegría para ti
Cuando orando nos toca el Señor//