Perder los bienes es mucho,
Perder la salud es más
Perder el alma es pérdida tal
Que no se recobra jamás