Hay una fuente en mí
Que está brotando, que está fluyendo
Dentro de mí
Es un río de alabanza y de adoración
Dirigido hacia ti Señor Jesús
Recíbelo