Dios mío
Líbrame de la mano del impío
De la mano del perverso y el violento
Por Tú Señor eres mi esperanza
Seguridad desde mi juventud
Por Tú eres mi roca y fortaleza
Y de Ti será siempre mi alabanza
//Será llena mi boca de tu alabanza//