Jesús es el caudillo glorioso y eternal
Que encauza nuestra lucha
Al triunfo sobre el mal
En pos de sus pendones seguimos con lealtad
Seguros que el triunfo será de la verdad

CORO
Sólo seguiremos al Señor Jesús
Que pertenecemos solamente a Él
Somos los heraldos de la excelsa cruz
Y Él nos reserva celestial laurel

La luz de eterna vida que sólo en el ardió
Rompiendo nuestras fuerzas Jesús nos reveló
Y al dar a nuestras almas divina claridad
La senda para siempre marcó de la verdad

CORO

Ya libres Él nos hizo al precio de su amor
Librando nuestras almas del mal y del error
Por eso somos fuertes y vamos a vencer
Que alienta en nuestro pecho
La fe que da el poder

CORO

Si Cristo es nuestro jefe
Vayamos de Él en pos
Si sólo es el maestro
Oigamos hoy su voz
Y al darles fervorosos
El pensamiento al ser
Pidamos que este mundo
Se rinda a su poder