Cuan gloriosa será la mañana
Cuando venga Jesús el salvador
Las naciones unidas como hermanas
Bienvenida daremos al Señor
CORO:
No habrá necesidad de la luz el resplandor
Ni el sol dará su luz, ni tampoco su calor
Allí llanto no habrá, ni tristeza ni dolor,
Porque entonces Jesús el rey del cielo
Para siempre será consolador

Esperamos la mañana gloriosa
Para dar la bienvenida al Dios de amor
Donde todo será color de rosa
En la santa fragancia del Señor

El cristiano fiel y verdadero
Y también el obrero de valor
Y la iglesia esposa del cordero
Estarán en los Brazos del Señor