Andaba yo muy triste, yo era de este mundo
Pero Él me supo, me supo recobrar
Ahora soy de Cristo, qué más puedo pedir
Ahora soy de Cristo,
Si Él me pastorea, nada me faltará