Como el ciervo brama por las corrientes de las aguas
Así clama por ti, oh Dios, el alma mía
Mi alma tiene sed del Dios vivo
Mientras me dicen todos, donde está tu Dios
//Porqué te abates, oh alma mía
Porque te turbas dentro de mí
Espera en Dios, porque aún he de alabarle
Porque Tú eres para mí
Salvación mía y Dios mío//